lunes, 20 de julio de 2009

Te debía un cuento.



Érase una vez el árbol Garoé que deseoso de nuevas experiencias abrió sus ramas, expandió sus hojas y fue a conocer lo que se extendía más allá de la tierra en la que se enraizaba. Y quiso el destino que encontrara en una de sus andanzas a una violeta del Teide, libre, como él, pero enamoradiza. Pese a las diferencias obvias, cedieron ante el deseo y como una cometa de cumpleaños, su historia iba y venía. En ocasiones volando, en otras cayendo.
No estaban hechos para estar juntos y los endemismos mandaron. Cada uno tuvo que volver al origen. Se separaron.
Pero la violeta es perenne y no olvida, tiene buena memoria, así que muchas noches sonríe recordando como el Garoé la sorprendía en sueños y mira al cielo y a las estrellas…y mecida
por el Alisio, le escribió este cuento.

19 comentarios:

sisifo dijo...

Bonito cuento...enhorabuena

Isabel de León dijo...

Gracias sisifo...por pasarte. por comentar y sobretodo x animar a esta chica con ello!!!jeje

Saluditos.

Tom dijo...

Joder es verdad, que bonito.
PD: los endemismos me han llegado al alma ;)

Isabel de León dijo...

Graciasssss!!!jejeje!!!M alegro llegar hasta ahi!!!

Un placer verte x aqui siempre.

Saluditos.

Deprisa dijo...

Qué alegórico, qué bonito. Me ha encantado :)

Isabel de León dijo...

Gracias Deprisa!!!por tus comentarios y seguir pasando!!!

T agrego xa seguirte!!!

Un saludo

Vicky dijo...

Muy bonito amiga!!!... yo ya le cambio los nombres y eso...jajajajaj.
Un beso migarrrrr...

Isabel de León dijo...

Ok!!!jajaja

Besitos.

Yo dijo...

Espero que la Violeta haya podido leerle el cuento a quien realmente se lo había escrito.

Un saludo y gracias por pasate por mi blog.

HYDRO dijo...

Bello cuento, gracias por tu visita.Saludos.

Isabel de León dijo...

Yo: pues sabe q esta escrito en algun sitio...jeje

Gracias a ti tb por pasar.

Hydro:Gracias a ti tb.

M encantan las visitas con retorno.

Saludos a los 2.

Isabel de León dijo...

Por cierto!!os agrego a los 2 xa seguiros mejor!!jeje

Psicodélica dijo...

precioso!

Isabel de León dijo...

Gracias psicodélica!!

Un placer siempre verte, jeje.

Si tu supieras dijo...

Joer,falto 15 días y publicas 3!!!!!,ajjaajjaja...Como siempre:ME GUSTAN

Besos

Isabel de León dijo...

Graciasssss!!!bienvenida again!!!

besitos

Lauri dijo...

¡Hola! Vengo desde el Living de Martín, me llamó la atención que también escribiste sobre un árbol y violetas... y como me encantan las plantas, aquí vine a curiosear un poco...
Me encantó el relato, aunque se vislumbra que las plantas son una metáfora, ¿verdad?
En cuanto a no olvidar, me gusta la manera en que la violeta recuerda al garoé, no parece triste ni anclada en su recuerdo, le dedica un cuento para seguir adelante y bien.
Cariños desde Argentina, ¡y nos seguimos viendo!

Isabel de León dijo...

Lauri siempre adelante con alegría...nunca se sabe...siempre pueden darse los reencuentros!!!

Gracias x pasarte!!

Escondida en el tiempo dijo...

bonito cuento!

ese garoe estara esperando por la violeta eternamente.Bonito sueño de amor el que plasmas.

saludos