viernes, 11 de septiembre de 2009

Desde Troya con...impaciencia.

Y llegó a Troya.
Y allí le esperaba yo medio alcoholizada (y es que algo tenía que hacer mientras esperaba). De todas formas, este estado cambió radicalmente al de nerviosismo cuando le vi pasar, con su sonrisa de Jocker, la puerta.
Estuvimos hablando hasta que Troya cerró, pero justo en la marcha, conocimos a unos piratas brasileños que nos invitaron a una copa… ¡desde qué no bebía Caipirinha!...y seguimos hablando. Algunas miradas se cruzaban en nuestro camino…de esas que te hacen cosquillas en el estómago…experiencias terrícolas nuevas para mí, y que me hacían sentir aún más nerviosa, si cabe.
Los piratas también clausuraron la noche, por lo que nosotros también decidimos finalizarla.
Le alcancé con mi vehículo marciano camuflado (es decir, mi máquina del tiempo prestada) hasta el suyo…y seguimos hablando hasta tarde.
Cansados de tanta charla decidió marcharse…y se despidió con la promesa de una próxima cita. No hubo beso.
Voy a tener que posponer mi vuelta a Marte…estudiar más sobre el ritual de conquista terrícola, y calmar esta impaciencia que me golpeó con dos besos en la mejilla…

19 comentarios:

Yo dijo...

Eso de los dos besos en la mejilla es de análisis. Pues podría ser que tú hubieras preferido esos dos besos en los labios, esperar hasta la nueva cita o que no te los dé nunca. Tú sabrás...

Isabel de León dijo...

Yo: jajaja...es d análisis!yo por supuesto los quiero en los labios y en la proxima cita por supuesto!!lo demas no cabe en ninguna historia!!no se acepta nunca como animal d compañia jajajajaj

Gracias siempre x pasar!!

Vicky dijo...

Lo que ocurre aquí es que las marcianas son muy poco exadas pa'lante en los momentos decisivos!! Un poco mas de seguridad y brio... y a coger el toro por lo cuernos!!

PD: También es un rasgo peculiar de las marcianas la mala costumbre de comerse la cabeza sin parar.

Isabel de León dijo...

Amiga...para q decirte nada...tienes TOOOOOODAAAA la razón.

Gracias x escuchar...sobretodo!!jajaja

Deprisa dijo...

Ummm, malditos rituales terrícolas. ¿A qué es complicado saber cómo seguir?

Pura duda e incertidumbre, así es el amor en esta tierra.

Un saludo.

Isabel de León dijo...

Jajaaja!!parece ser q si!!y yo no estoy acostumbrada a esto!!!

Gracias x pasarte!!

tan solo una cerilla dijo...

el momento DESPEDIDA, que largo y raro suele ser...

KI dijo...

El cruce de miradas y las cosquillas en el estomago... son inseparables para nosotros los terrenales...

Besos Isabel :)

Tom dijo...

Ah! pero hay rituales? ya decía yo que las terrícolas me miran raro...

Isabel de León dijo...

Cerilla: Pues si!!!raro, raro, raro...

Kl:Pues si...a mi m pasa, a él...no se!

Tom: jajaja!!parece ser q si, yo tb voy aprendiendo cosas nuevas...jajaja.

Gracias x pasar a todos!!

A.L.Zarapico(hydro) dijo...

Creo que lo mejor es s¡dejar marte,aún no es tu época de volver.


P.D.Hacía 15 años que no regresaba a la isla.

Isabel de León dijo...

15 añosss!!pues lo dicho, espero q haya sido 1 visita magnifica!!Yo tb creo q m quedare x aqui 1 tiempo...jeje

Saluditos.

Psicodélica dijo...

Espero que Marte no sea muy caro! Porque estoy pensando en mudarme...

:) besos!

Perséfone dijo...

Ojalá la guerra de Troya hubiera sido tan divertida, con jugueteos de seducción incluidos.

Te aseguro que si todo fuera más rápido, sería mucho menos intenso.

¡Paciencia!

Un abrazo y mucha suerte para la próxima cita.

Isabel de León dijo...

Psicodélica: Jajaja,serás bienvenida...es un planeta fantástico,jeje

Perséfone: supongo q si!!!y espero q SI!!!!jajajaja

Gracias x pasar a las 2!!!

Yo dijo...

Estás desaparecida, me imagino que atendiendo a tus marcianitos, jaja.
un besito

Isabel de León dijo...

Pues si, lo siento muxo!!!ya empezo el colegio y m toca trabajar el doble...pero vuelvo a ratitos jeje, no os olvido...

CoCo dijo...

Como en Troya, el engaño tal vez consistió en aquellos dos besos, que solo fueron la excusa para dejar sobre tu piel un localizador atemporal invisible con el que encontrarte entre tanto viaje a través de esa galaxia tuya.

:)

Isabel de León dijo...

Jajajajaja, Coco, va a ser q si, m localiza cuando le da la real gana...pero bueno el q quiere, sabe q siempre puede encontrarme...soy una buena marciana.

Saluditos de la chica q casi conoces;)