martes, 22 de enero de 2013

Catarsis.


No entiendo una vida sin valor y sin valores.

Me enfurecen los hipócritas…sobre todo cuando los descubro.
Odio morderme la lengua.
                                         
No entiendo al hombre capaz de esconder su compromiso en el bolsillo, como si así dejara de existir…también lo odio, pero no me enfurece…me da pena.

No entiendo el sentido de muchas cosas y me enfurece seguir perdida, porque me deprime y así…me odio, cuando debo quererme sobre muchas cosas.

No entiendo la política…pero creo que es porque no se mentir. Me rio cuando miento.
Me enfurece el egoísmo y la falta de humor.
Odio al soberbio, pero aún más al especulador.

No entiendo la tierra seca repleta de gentilicios.
Me enfurecen las distancias.
Odio vivir sin el verde.

No entiendo que no estés.
Me enfurece que no estés.
Odio que no estés.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Al final, te encontrará.

Me ha gustado mucho, como de costumbre :)

Te mando un beso desde mi nube, una que se posó sobre la azotea de un viejo hotel de NY y desde la cual te observo.

Isabel de León dijo...

Querido Anónimo...gracias x estar siempre desd tu nube!!!

Un día tenemos q acabar nuestro paseo neoyorquino!!

Besiiiitos miles de la chica.

Isabel de León dijo...

Querido Anónimo...gracias x estar siempre desd tu nube!!!

Un día tenemos q acabar nuestro paseo neoyorquino!!

Besiiiitos miles de la chica.

Víctor dijo...

Muy bueno Isabel, como de costumbre..

Para compensar deberías escribir otro sobre lo que entiendes, te alegra, y amas :-)

Isabel de León dijo...

Jajaja Victor lo tendre en cuenta!!!

Graciasss mil x pasar!!

Saluditos.

Diego Jurado dijo...

Fascinante. A veces me dejas mudo, con un nudo en la garganta y dando vueltas al cúmulo de pensamientos que me provocas.
Mil gracias por todo ello, y un beso como regalo escaso, pero sentido.
Espero que hayas disfrutado de tus carnavales.

Isabel de León dijo...

Gracias Diego...sabes q la admiracion es mutua...
Bsiiitos xa ti tb

Aún stamos en Carnaval!!!jajaja

Lauri dijo...

Entiendo esos odios, y los comparto. Algunos ya me han pasado, pero no los olvido...
¡Cariños!