lunes, 2 de febrero de 2009

Desde el final.

Desde el final no hay comienzo. Nada empieza, sólo acaba.
Desde tu habitación oscura, llena de fantasmas invisibles, no puedes salir a mi jardín…a jugar. Y la decepción empaña las ventanas de mi coche, que se despiden de tu imagen esquiva a mi tímido contacto. Y ruedan las ruedas de mis redondas lágrimas, secas, porque no llegan a ninguna parte. Se pierden el deseo, la ilusión…el juego, por la calle del engaño. El mapa de mis pies retomará el camino de una nueva esperanza y el viento borrará los saltos que di para alcanzar tu ventana. Mis alas, quemadas por el esfuerzo, se deshicieron entre las dudas.
No hay más.
No hay inicio, sólo conclusión.
No hay tela sin entramado.
No hay dibujo sin un trazo.
No hay intención sin valor.
No hay nada…no hay amor.

7 comentarios:

OMA dijo...

Y soñamos con volar...
Y perdemos la vida soñando...
Y vivimos amando un sueño...
Y despertamos???...Alguien lo sabe???...

Oleeeee piviiii...me encanta como escribes...
(te lo podia haber dicho a la cara ahora mismo,leñe!!!....)
jajjajaa

Besosss

Isabel de León dijo...

Gracias Pivaaa!!!Seguiré haciendo líneas para que nos encontremos entre ilusiones...que nadie t las quite!!!
Besos omita.

Hiperbreves S.A. dijo...

Isabel, me ha encantado tu texto. Está lleno de imágenes evocadoras y de sentimientos. Magnífico retrato del desamor. Te seguiré leyendo.

el marido de la portera dijo...

Felicidades, escribes muy bien y me han encantado tus posts. Volveré a visitarte si me lo permites.

Un saludo

Isabel de León dijo...

Graciasss!!!por supuesto eres bienvenido!!!T agregoa mis favoritos además.
Saludos

CoCo dijo...

Con las cenizas de esas "nadas" se pueden pavimentar nuevos caminos que conduzcan a nuevas ilusiones.
Seguro que sí.

Es muy triste... pero en su dolor alberga belleza.

Isabel de León dijo...

En ese final...no hubo mas q eso...es la perspectiva d ver las cosas desd el futuro...jeje

Saluditos